Como Apple ha cambiado la forma en que viajamos

Por diversos motivos estas últimas semanas he tenido que realizar varios vuelos tanto fuera como dentro de España y he podido vivir en primera persona como la tecnología ha sabido adaptarse y mejorar un sector como es el del turismo gracias a sencillas pero a la vez prácticas aplicaciones. Para ello vamos a realizar un viaje virtual por todos los pasos que cualquier pasajero tiene que realizar desde que saca el billete hasta que se sienta en su asiento y como la tecnología ha cambiado y mejorado todos ellos.

primera parada, buscadores de vuelos

iPad SkyscannerCuando nos decidimos a realizar un viaje lo primero que hacemos es coger nuestro smartphone, abrir la aplicación de buscador de vuelos que tengamos instalada (Kayak, Skyscanner, momondo…) introducimos el origen y el destino, fechas de ida y vuelta y voilà, tenemos ante nosotros todas las posibilidades habidas y por haber en lo que a vuelos se refiere. Una vez seleccionado los horarios que más nos convengan estaremos a unos pocos pasos de sacar nuestro billete y que la propia aplicación nos irá guiando a través de unos sencillos pasos en los que tendremos que ir rellenando con nuestros datos, así como la forma de pago y por último recibiremos el email confirmando nuestra reserva.

Y listo, ya tenemos hecho el primer paso que nos ha llevado entre una y dos horas con un ahorro económico considerable y la comodidad de hacerlo desde el sofá de tu casa. Hay que tener en cuenta que este proceso que a día de hoy no lleva más de una hora, hace tan solo 10 años acarreaba la visita a una agencia de viajes, que además de ser una tarea tediosa, suponía un incremento significativo en los precios de los billetes, algo con lo que gracias a los buscadores de vuelos se ha reducido considerablemente.

Check-in online, o cómo ganar tiempo sin salir de casa

Otro de esos puntos que la tecnología ha sabido adecuarse al siglo XXI ha sido la posibilidad de realizar el check-in de los vuelos entre 24 y 48 horas antes del despegue. Sin duda el ahorro de tiempo que conlleva poder seleccionar tu asiento y/o facturar online con antelación evitando las colas, es algo que cualquier viajero agradecerá cada vez que se suba a un avión. Pero además hay que añadir que si realizamos el check-in online y no tenemos equipaje para facturar nos ahorramos pasar por las zonas de facturación de las compañías aéreas, en las que se forman largas colas que pueden llegar a hacer que pierdas la paciencia.

airport-checkinEste paso de facturación online nos lleva no más de 20 minutos, se puede realizar con hasta 48 horas de antelación, en función de la compañía, y que hace que nos ahorremos hasta una hora que puede llevar la facturación física en los mostradores de nuestra compañía aérea. Otro de esos avances que hace de volar un proceso más sencillo y rápido.

embarcar en el avión, la última frontera

El último paso es el momento que tras haber pasado el control de seguridad y sus interminables colas, nos dirigimos a la puerta de embarque (que en mi caso siempre me toca la más lejana), estamos listos para iniciar nuestro viaje. Para poder embarcar y hasta hace no mucho tenías que llevar encima la tarjeta de embarque impresa desde casa o desde la agencia de viajes, con la posibilidad que se pudiese perder o deteriorar y con el trastorno que ello supone. Sin embargo con la llegada de los smartphones a nuestra vida la posibilidad de extraviar la tarjeta de embarque de nuestro vuelo se ha reducido considerablemente. Con el lanzamiento de Passbook junto con iOS 6 en el año 2012 y que actualmente ha cambiado su nombre a Wallet, Apple cambió la forma en que viajamos gracias a esta sencilla pero práctica aplicación que viene instalada en todos los iPhone que soporten dicha versión y superiores.

Apple Watch Boarding PassEn Wallet descargaremos nuestras tarjetas de embarque, en la que se detallan todos los datos del vuelo, así como la hora de embarque, y además nos creará automáticamente un evento en el Calendario que nos avisará cuando tenemos que salir para no perder nuestro vuelo. A todas estas ventajas hay que añadir a la hora de realizar el embarque sólo necesitaremos nuestro iPhone o Apple Watch para poder acceder al avión, agilizando aún más el proceso de embarque gracias a que no tendremos que llevar encima los billetes impresos, ahorrando por un lado tiempo el cual muchas veces no nos sobra, y dinero.

Tras este periplo virtual nos damos cuenta de cómo la tecnología que mejora nuestra calidad de vida es aquella que lo hace sin que nos demos cuenta, simplemente mejorando aquello que ya existía que hace que un hecho tan común como volar suponga algo muy sencillo hasta para aquel que viaja ocasionalmente. Y es que es esta la tecnología que cuando hablamos del futuro tenemos que tener en mente, aquella que de una forma sencilla y práctica mejore nuestro día a día sin que nosotros no nos demos cuenta.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s