2017, el annus horribilis de Apple

Si por algo se ha caracterizado Apple desde sus inicios ha sido por ese cuidado al máximo de los detalles, desde el hardware más apropiado para sus dispositivos, hasta el software más refinado y pulido, gracias a un equipo de ingenieros y desarrolladores que ha estado siempre al más alto nivel. Esto incluye cualquiera de los cuatro sistemas operativos que están vigentes a día de hoy: iOS, macOS, watchOS y tvOS.

Sin embargo en los últimos meses los usuarios hemos percibido que este nivel de excelencia por parte de Apple ha bajado, o al menos esa es la sensación generalizada entre mi entorno, que cuentan en un 90% de los casos con un iPhone. Y el principal culpable de todo esto ha sido iOS 11, que ha reducido significativamente la autonomía de nuestros iPhone (a excepción de los iPhone 8, 8 Plus y iPhone X), así como el rendimiento en los iPhone 5s, 6 y 6s. Lo más frustrante es que según parece el motivo de esto sea la llegada de la inteligencia artificial a los dispositivos más antiguos.

Y yo me pregunto, ¿cómo es posible que Apple haya permitido que se lance un sistema operativo que no estaba a la altura de sus exigencias?. Si la inteligencia artificial ha mermado sustancialmente el rendimiento en dispositivos con un procesador que no sea el A11 Bionic, algo que habrán comprobado durante los meses en los que iOS ha estado en periodo de prueba, Apple debería haber optado por lanzar una versión de iOS 11 diferente para los iPhone y iPad más antiguos que hubiese requerido de menos potencia. Esto con el único objetivo de tener una experiencia de usuario a la altura de lo que nos tienen acostumbrados desde Cupertino.

Otro de los fallos que más alcance ha tenido, y no es para menos, fue el error que permitía tener acceso como Administrador en cualquier Mac utilizando el nombre de usuario “root“. Es cierto que la forma de comunicarlo no fue la más correcta, y a su descubridor se le echó en cara buscar su minuto de gloria ya que no respetó las reglas no escritas en este tipo de casos: reportarlo en privado a la empresa afectada y esperar 60 días antes de hacerlo público. Pero el problema es que ese fallo nunca debería haber ocurrido, nunca se debería haber lanzado una versión de macOS con un error tan crítico y que permitiese a cualquier usuario sin necesidad de tener conocimientos de informática, acceder con los privilegios de Administrador en cualquier Mac.

El último error descubierto afecta a los dispositivos HomeKit, que también es bastante grave, permitía el acceso total sin estar autorizado a cualquier dispositivo compatible con HomeKit, incluyendo cerraduras, luces inteligentes, termostatos o puertas de garaje. En esta ocasión este fallo ha sido descubierto por los chicos de 9to5Mac, quienes han seguido ese protocolo y lo comunicaron a Apple antes de hacerlo público. La respuesta por parte de Cupertino ha sido resolver este error de forma temporal el error, tal y como explica en esta nota al mismo medio:

“Se ha corregido el problema que afecta a los usuarios de HomeKit que ejecutan iOS 11.2. La solución desactiva temporalmente el acceso remoto a usuarios compartidos, que se restablecerá en una actualización de software a principios de la próxima semana”

Unos días después Apple lanzaba iOS 11.2.1 cerrando ese agujero de seguridad, mostrando otra vez la gran capacidad de reacción que tienen desde Cupertino. Pero volvemos a lo mismo, nunca se debería haber lanzado una versión de iOS que presentase ese error de seguridad. Y es que aunque los usuarios piensen de otra manera, la realidad es muy diferente: la seguridad perfecta no existe y es algo que todos debemos tener en cuenta en todo momento, tanto a la hora de crear las contraseñas, como de almacenar nuestros documentos o conectarnos a redes WiFi públicas. Pero aunque la seguridad perfecta no existe, esto no debe ser motivo para que se rebajen los niveles de calidad en un tema tan delicado como los datos personales o la seguridad e integridad de los usuarios. Máxime cuando parte de la reputación de Apple se basa en esos altos niveles de seguridad que tanto promociona, y con razón.

Confío en que este annus horribilis de Apple sirva para que en el 2018 y los años venideros se redoblen los esfuerzos en materias de seguridad, rendimiento de los sistemas operativos y corrección de errores, así como en los procedimientos internos antes de lanzar versiones finales de software para que estos estén totalmente testados en todos los dispositivos compatibles y que la experiencia de usuario sea la que los clientes de Apple se merecen, la mejor. Apple, puedes hacerlo mucho mejor y no esperamos menos de ti.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s