Alexa y el Amazon Echo, un gran competidor del HomePod

Todo apunta a que este 2019 va a ser el año de los altavoces inteligentes y estas navidades han sido uno de los regalos estrella, junto a los AirPods de Apple. A día de hoy tenemos dos grandes competidores en el sector de los altavoces inteligentes: por un lado está Amazon con su gama de altavoces Echo y su asistente virtual Alexa, y en el lado contrario tenemos el HomePod de Apple con Siri para ayudarnos en todo lo que necesitemos. Y aunque comparten el mismo mercado, son dos productos que tienen algunas diferencias bastante significativas que harán que nos decantemos por uno u otro en función del uso que le vayamos a dar.

Alexa, el estandarte de los Amazon Echo

Sin lugar a dudas la punta de lanza de los altavoces Amazon Echo (y de otros fabricantes que incluyen el asistente virtual de Amazon) es Alexa, el asistente virtual de la empresa de Seattle. Los ingenieros de Amazon han demostrado un muy buen hacer con la inteligencia artificial, que a pesar de llegar tres años más tarde que Siri, ha conseguido adelantar por la derecha al asistente virtual de Apple con mucha más soltura a la hora de responder a nuestras preguntas y peticiones, apoyado por un amplio catálogo de accesorios que harán que disfrutemos por poco dinero, de un hogar totalmente conectado.

Amazon Echo desktop - 2
Alexa, el asistente virtual de Amazon es la piedra angular de los altavoces Amazon Echo

Los altavoces Amazon Echo y el HomePod de Apple, aunque comparten mercado, están enfocados a dos usuarios muy diferentes. Los altavoces de Amazon parten de los 39,99€ del modelo Input (que requiere de un altavoz externo para funcionar), el modelo Dot con un precio de 59,99€, pasando por los 99,99€ del Echo y llegando a los 149,99€ del modelo tope de gama, el Amazon Echo Plus. Los dos primeros altavoces están muy enfocados a ser usados por y para Alexa, ya que la calidad del sonido, aunque respetable, está muy lejos de ser aceptable para escuchar música. Tanto en el modelo Dot como en el Echo a partir del volumen 8 (de una escala de 10), el sonido comienza a distorsionar, dejando una sensación de un producto de gama media-baja. El modelo Echo Plus no lo he podido probar, pero todo apunta a que no sufrirá este problema.

Sin embargo el HomePod, además de ser un altavoz inteligente a la altura de Alexa, sí que es un altavoz que permite reproducir música sin miedo a que distorsione con el volumen al máximo. Haciendo las delicias de los usurarios más exigentes, que podrán disfrutar de su biblioteca musical con la tranquilidad que el HomePod no distorsionara en ningún momento. Y no solo eso, sino que gracias a la inteligencia artificial del altavoz de Apple, este adapta el ecualizador de forma automática para conseguir la mejor experiencia.

Los accesorios conectados, la clave

Ahora que hemos visto las principales diferencias entre uno y otro altavoz, vamos a ver la otra parte, casi tan importante o más, que la calidad de sonido, el precio o las funcionalidades que ofrece cada asistente virtual.

El catálogo de accesorios tales como enchufes, bombillas, termostatos, cámaras de seguridad compatibles con el HomePod de Apple y su HomeKit o con Alexa son bastante amplios. Sin embargo hay un punto diferencial entre los que son compatibles con HomeKit o con Alexa: el precio. En el catálogo de accesorios de los compatibles con el HomePod, los precios son más elevados que aquellos que lo son con el asistente virtual de Amazon, lo que hace que convertir tu hogar en un hogar digital que puedas controlar a través del altavoz inteligente sea más económico, rápido y sencillo. Por lo que si un usuario hace un pequeño estudio de cuanto le costaría instalar en toda su casa enchufes o bombillas inteligentes (que es lo que los usuarios más instalan), acabarán optando por decantarse por Alexa en detrimento del HomePod de Apple.

Amazon Echo - 3

Y es que si Apple quiere que los accesorios que lleven el certificado “Compatible con HomeKit” sean la opción predilecta por los usuarios, deberían plantearse reducir el coste de ese certificado para los fabricantes de accesorios, y que bajarán el precio final al usuario que acabará decantándose por el HomePod al estar en igualdad de condiciones frente al resto de competidores. Eso sí, si no tenemos en cuenta el coste que supone vender tus datos a Amazon o Google (y a terceros).

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s