Apple y Qualcomm llegan a un acuerdo

La guerra entre Apple y Qualcomm viene de lejos. Comenzó a principios de 2017 cuando los de Cupertino demandaron a Qualcomm por mil millones de dólares debido a que, según Apple, su proveedor de chips estaba cobrándoles un precio hasta cinco veces más alto que al resto de la competencia y además, una vez tuvieron conocimiento de la colaboración de los de Cupertino con las leyes surcoreanas, desde Qualcomm decidieron bloquear un pago de mil millones de dólares.

Tras esto, comenzó una guerra de demandas por diferentes países en los que unos acusaban a los otros y viceversa que ha durado más de dos años y que ha acabado la semana pasada con un acuerdo extrajudicial antes de que arrancase el juicio en el que ambas empresas estaban involucradas. Algo que ha sorprendido a muchos, más aún teniendo en cuenta que en los días previos se hablaba de una relación muy tensa entre los dos CEO a raíz de una OPA hostil lanzada por Broadcom entre 2017 y 2018, y que desde Qualcomm consideraron por un lado que la cantidad era insuficiente y por otro, que Apple estaba detrás o apoyando esta OPA hostil por parte de Broadcom.

qualcomm-iphone-x.jpg
En rojo, chip de Qualcomm en una placa base de un iPhone X

Sin embargo, el pasado 16 de abril saltaba la sorpresa y según desvelaba la CNBC, un medio que no suele dar este tipo de noticias si no tiene buenos fundamentos, Apple y Qualcomm habían llegado a un acuerdo. Según las declaraciones de ambas empresas, han acordado cesar todos los litigios a nivel mundial y este acuerdo se resumen en tres puntos:

  • Apple pagará una suma de dinero no concretada a Qualcomm por compensación.
  • Qualcomm y Apple tendrán un acuerdo de licencia de seis años, efectivo desde el 1 de abril de 2019, con la posibilidad de ampliarlo dos años más.
  • Qualcomm y Apple acuerdan un acuerdo multianual para que Qualcomm suministre chips a Apple.

A esto hay que añadir el reciente anuncio por parte de Intel de abandonar el mercado de los modem 5G después de que en 2018 Apple confiase el total de los chips de conectividad a Intel, dejando de lado a Qualcomm, que se negó a suministrarle sus chips a los de Cupertino. Y aunque no hay una confirmación oficial, la noticia de la salida de Intel seguramente haya decantado la balanza para la firma de este acuerdo que beneficia a ambas empresas. Con este acuerdo, Apple se asegura de esta manera que los iPhone que lleguen en 2020, o quién sabe si también los iPhone que lleguen este año, puedan contar con chips de conectividad 5G, algo que Intel no podía confirmar y que retrasaría su llegada hasta 2021. Un hecho que desde Cupertino no podían aceptar, ya que supondría retrasar dos años la llegada de esta tecnología a sus dispositivos, mientras que algunos de sus competidores ya disponen de conectividad 5G en móviles actuales.

Lo mejor de este acuerdo es que los que más beneficiados salimos somos los usuarios, que podremos disfrutar de un iPhone con conectividad 5G antes de lo previsto, con todos los beneficios que nos supondrá la llegada de esta tecnología a nuestros móviles. Esta es la nota de prensa que ha publicado Apple en relación al acuerdo firmado la semana pasada con Qualcomm.

Más info || Qualcomm y Apple acuerdan cesar todos sus litigios

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s