Funda Lifeproof FRĒ para iPhone 7

Ya comienza el buen tiempo y con el los viajes o escapadas a la playa, a la montaña y el campo para disfrutar con los amigos o la familia. Pero con estos viajes a todos tenemos un pequeño dilema en cuanto a qué hacer con nuestro móvil: por un lado dejarlo en casa y quedarnos sin fotos y vídeos, para así evitar sustos que acaben con la pantalla del móvil rota (o algo peor) y una visita obligada al taller de reparación, o por el contrario, arriesgarnos y llevarlo con nosotros para inmortalizar el momento para después compartirlo con familia o amigos o bien subirlo a redes sociales.

Para estas situaciones, los usuarios de iPhone tenemos una amplia gama de fundas protectoras donde elegir, que protegen nuestro dispositivo frente a caídas y arañazos e incluso que nos permiten sumergirlo en agua. Entre todas estas marcas, destaca LifeProof, que a pesar de tener un catálogo de productos reducido su calidad es inmejorable. Por ello hoy os traigo el análisis de la nueva funda LifeProof FRĒ para iPhone 7.

LifeProof FRĒ, una funda hecha a prueba de patosos

La funda LifeProof FRĒ nos ofrece tres niveles de protección: frente a caídas de hasta dos metros, protección frente a la suciedad, polvo y nieve y por último, sumergible hasta dos metros durante una hora. Durante los días que la he estado probando, puedo confirmar que la protección frente a líquidos, inmersión y suciedad es impecable, ya que tras sumergirlo en varias ocasiones, he comprobado que no ha entrado una gota de agua dentro de la funda, ni tampoco una mota de polvo o suciedad.

En cuanto a los test de durabilidad frente a las caídas que he realizado, la funda LifeProof FRĒ ha respondido a la perfección. Los test han consistido en caídas a diferentes alturas: 0,50, 1 y 1,5 metros obteniendo en todos los casos el mismo resultado: el iPhone queda totalmente a salvo. La funda sin embargo ha sufrido algunos roces, especialmente con el test de metro y medio, pero tras realizar la pertinente confirmación de estanqueidad que recomienda el fabricante, esta sigue totalmente intacta, pudiendo sumergir el iPhone con total tranquilidad.

Además de la protección que ofrece la funda, una de las características que me ha llamado la atención es que a pesar de ser una funda acuática, la calidad del sonido es muy buena (aunque no tanto como un iPhone sin funda, como es obvio). El diseño es otro punto que han mejorado frente a sus predecesoras, ya que han reducido las dimensiones, resultando más cómodo de llevar en el bolsillo. Aunque hay una cosa que está clara, no es una funda para llevar todos los días.

Otra de los puntos en contra de este tipo de fundas era la imposibilidad de utilizar el Touch ID, sin embargo con la funda LifeProof FRĒ podréis utilizar el sensor de huellas sin ningún problema. La calidad de las fotos se mantiene intacta, tanto fuera como dentro del agua, para que podamos inmortalizar nuestros viajes sin tener que estar quitando y poniendo la funda (un proceso un poco lento) si queremos realizar una buena foto, ya que el cristal es antireflejos, al igual que en la parte delantera que cubre la pantalla. El acceso al puerto Lightning es muy sencillo y pensado para el cable original y también de terceros, con una apertura un poco mayor. El precio de la funda es de 89€, que puede parecer elevado pero que si lo comparamos con cualquier reparación de un iPhone, ya sea la pantalla o cambio de terminal, resulta mucho más barata. Por lo que si sois de los que hacéis viajes de aventuras o escapadas, la funda LifeProof FRĒ es para vosotros.

Más info || Fundas iPhone 7

Anuncios