Teclado Logitech Keys-To-Go

Desde el lanzamiento del primer iPad en el 2010 hemos visto como en estos cinco años las tabletas han ido ganando terreno a los portátiles, en especial a aquellas personas que sólamente utilizan el portátil para enviar correos, navegar por Internet y crear documentos con suites ofimáticas. A pesar de la gran potencia que los últimos modelos, un tamaño óptimo tanto para su uso como para su transporte, muchos de los usuarios necesitan hacerse con un teclado externo, debido a que a pesar de que el teclado virtual es prácticamente idéntico en tamaño a uno físico, tras un uso prolongado se nota cansancio en las manos y muñecas.

IMG_3571

Es por ello que muchos fabricantes de accesorios han sacado a lo largo de estos años muchos teclados físicos para cubrir esta demanda por parte de los usuarios. Uno de estos fabricantes que tiene una gran trayectoria a la hora de producir excelentes accesorios para iPhone, iPad y Mac es la marca suiza Logitech. Y tras varias semanas de uso os traemos un profundo análisis de su nuevo teclado para iPad Keys-To-Go.

Cuando cogemos el teclado por primera vez percibimos un tacto muy agradable gracias al recubrimiento de FabicSkin que recuerda un poco al teclado de la Surface de Microsoft, con unas terminaciones de gran calidad, un diseño muy cuidado. Además posee teclas de acceso directo como por ejemplo una para abrir la multitarea, hacer capturas de pantalla o mostrar y ocultar el teclado virtual para que podamos utilizar el iPad prácticamente como si fuese un ultraportátil, con todas las ventajas que ofrece la pantalla táctil utilizada junto al teclado físico. El grosor de 6mm no nos tiene que engañar, ya que dentro el Keys-To-Go integra un teclado mecánico y una batería que ofrece hasta tres meses de autonomía, con un peso muy reducido de 180 gramos que hará que podamos transportarlo sin que suponga una carga extra en nuestra mochila o maletín.

IMG_3567

Tras la primera toma de contacto comenzamos a utilizarlo y nos encontramos con un recorrido de teclas más corto que el de un teclado normal debido al diseño ultrafino del teclado Keys-To-Go pero que en ningún momento hace que echemos en falta el que nuestro portátil ya que no afecta a la velocidad de escritura, puesto que necesitaremos realizar menos presión para pulsar una tecla. Con respecto al tamaño la cosa cambia algo más. Al tener un ancho idéntico al del iPad, la superficie es menor con respecto a un teclado normal y por lo tanto también el tamaño de las teclas, que hace que las primeras veces que lo utilicemos en alguna ocasión pulsemos sobre la que no es, pero nada que con un poco de práctica no nos acostumbremos. En pocos minutos ya estaremos completamente acostumbrados al tamaño algo más reducido.

Además de todas estas funciones que podemos esperar de un teclado para nuestro iPad, una característica que se agradece y mucho del Logitech Keys-To-Go es que gracias a la tecnología FabricSkin repele los líquidos, por lo que podremos estar tranquilos si se nos derrama un vaso de agua o café, ya que con limpiarlo con un trapo húmedo será suficiente. La conexión del teclado de Logitech con nuestro iPad se realiza mediante Bluetooth y la primera vez será tan sencillo como acceder al menú de ajustes de Bluetooth, enceder el teclado Keys-To-Go y emparejarlos para que podamos comenzar a utilizar el teclado. Disponemos de tres colores, azul, rojo y negro y a un precio recomendado de 56 € en Amazon.

Anuncios